top of page

Cosas que a nosotros los hombres nos han enseñado erróneamente

Updated: Oct 18, 2023

por Efraín Gotay

Juan 11:9-10

¿No tiene el día doce horas? El que anda de día, no tropieza, por que ve la luz de este mundo; pero el que anda de noche, tropieza, porque no hay luz en él.


Son muchas las cosas que a nosotros los hombres nos han enseñado erróneamente. Al menos en mi caso me enseñaron que debía ser fuerte, frases como “los hombres no lloran” y “¿cuántas novias tienes?”, son parte de la enseñanza machista con la que crecimos. Esconder nuestros sentimientos es algo que a los hombres nos sale “natural”. Aun cuando llegamos a conocer al Señor pensamos que ya Él nos perdonó y que no hay nada que tengamos que hacer. Lo pasado ya me fue perdonado. Creo que es cierto, lo pasado ya me fue perdonado, pero cuando en la Biblia habla de caminar en la luz y de ser una criatura nueva (2 Corintios 5:17) no quiere decir que no tenemos que pasar por un proceso de sanidad. Para permanecer en la luz es necesario que expongamos y entreguemos cada uno de esos rincones oscuros, confesarlas los unos con los otros para que no se quede en nuestro corazón ni un sólo rincón con sombras y oscuridad.


Santiago 5:16

Por tanto, confesaos vuestros pecados unos a otros, y orad unos por otros para que seáis sanados.


Esos rincones de oscuridad que desde niños nos han enseñado que debemos enterrar en una coraza de machismo tienen que salir a la luz para una verdadera sanidad. El Señor sí se fijó en nosotros, nos sacó del lodo cenagoso y nos perdonó, pero nos toca a nosotros buscar el camino a la luz, no a la oscuridad. Enterrar el pasado como si no hubiese existido no es parte del plan. No debemos quedarnos con esos rincones oscuros en el corazón. Esa misma oscuridad, es el terreno fértil del enemigo para hacer crecer esas raíces de amargura que luego no entendemos de donde salieron.


En mi caso, el poder tener la oportunidad de hablar con otros hermanos sobre nuestras experiencias me permitió identificar y darme cuenta que las preocupaciones y ansiedades que por mucho tiempo pensé eran parte de mi personalidad tenían una razón, venían de algo que me afecta no sólo a mí y mi familia, sino a muchos hombres que hemos pasado por la experiencia del aborto. Ninguna igual, pero en la mayoría de los casos nos podemos identificar con el testimonio de otros hermanos. En Camino a Sanar descubrí cuan parecidos somos y le dio luz a esos rincones oscuros que estaban bien enterrados en mi corazón.


En Juan 11, Jesús habla de caminar en la luz, pero poniéndolo en su contexto, era porque los discípulos tenían miedo de volver ya que lo consideraban peligroso. Pero, el Señor fue bien claro con ellos. Cuando el Señor nos pide algo nosotros tenemos que responder y tener la fe que Él se va a encargar de todo. Eso es caminar en la luz. Entregarnos 100% a su voluntad, para poder ser lumbreras en el mundo.


Filipenses 2:14-15

Haced todo sin murmuraciones ni discusiones, para que seáis irreprochables y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como lumbreras en el mundo


En Lucas 1: 77-79

Darás a conocer a su pueblo la salvación y el perdón de sus pecados,

por la entrañable misericordia de nuestro Dios. La aurora nos visitó desde lo alto,

para alumbrar a los que viven en tinieblas y en medio de sombras de muerte;

para encaminarnos por la senda de la paz.


A pesar de que nos está hablando de Juan el Bautista en este caso, la exhortación es la misma, caminemos en la Luz. Debemos como cristianos escudriñar nuestros corazones a la luz de la guía que es la Palabra de Dios. Eso es Camino a Sanar para Hombres.


Un tú a Tú con el Señor.

21 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page